Tras 15 años de espera, 1.183 familias rurales se benefician con la ampliación de acueductos veredales

www.medellin.red Te Da†eA

  • Con la ampliación de los acueductos de Las Flores, en Santa Elena, y El Manantial, en San Antonio de Prado, se generaron 57 empleos.

-La Alcaldía de Medellín invirtió recursos por $4.333 millones en estas obras.

  • Gracias a estos trabajos, habitantes de cuatro veredas cuentan ahora con agua potable las 24 horas del día.

4.022 personas, pertenecientes a 1.183 familias que habitan la zona rural de la capital antioqueña, cuentan ahora con el servicio de agua potable las 24 horas del día gracias a las labores de ampliación ejecutadas por la Alcaldía de Medellín en los acueductos El Manantial (San Antonio de Prado) y Las Flores (Santa Elena).

Estas intervenciones de la Administración Municipal garantizan la conexión al servicio de agua potable de calidad y, de manera continua, a los habitantes de la ruralidad, quienes esperaron más de 15 años por un acueducto acorde a sus necesidades básicas.

“Estas familias sufrían suspensión del servicio todos los días, incluso había días que solo tenían agua seis horas. Hoy ya tienen agua potable como cualquier ciudadano del territorio urbano de la ciudad. Esto hace parte de una meta en la que de acá al 2023 conectaremos a 5.000 nuevas familias a acueducto y alcantarillado en la ruralidad”, indicó el subsecretario de Servicios Públicos, Roger Jiménez Fernández.

Para el caso de El Manantial, en San Antonio de Prado, donde fueron invertidos $3.407 millones, se garantizó la continuidad en la prestación del servicio a 772 hogares de las veredas Potrerito, La Florida y El Vergel. Esta obra generó 35 empleos, 22 de ellos de la zona de influencia.

Por otro lado, en el corregimiento de Santa Elena, se realizaron obras complementarias para el acueducto Las Flores, un proyecto que asegura el servicio de agua potable a 411 familias de la vereda Piedra Gorda.

“Gracias a esta ampliación podemos darle una mejor calidad de vida a los habitantes. Podemos decir que se ha trabajado con mucho esfuerzo para que estos cortes y estas suspensiones del servicio no se vuelvan a presentar en la comunidad y que, gracias al apoyo de instituciones gubernamentales y municipales, podemos garantizar a la comunidad de la vereda Piedra Gorda, un servicio de agua potable las 24 horas del día, los 365 días del año”, indicó Martha Soto, habitante del corregimiento de Santa Elena y administradora del acueducto Las Flores.

Allí se invirtieron $926 millones, que incluyeron la construcción de tanques de succión, suministro hasta la conexión de la red de impulsión, desarenador y la bocatoma con todos sus requerimientos. Se generaron 22 empleos, 11 de ellos para habitantes de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *