Más de 200 árboles y palmas patrimonio de la ciudad reciben tratamiento especial para su conservación

www.medellin.red Te Da†eA

-Actualmente, se adelanta el proceso con 102 guayacanes rosados y amarillos del barrio Prado.

-También serán intervenidas 128 acacias amarillas del sector Provenza en El Poblado.

-Estos hacen parte de los 697 individuos arbóreos declarados patrimonio natural y cultural de la ciudad, mediante decreto municipal.

La Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, adelanta un tratamiento especial para la conservación de 102 guayacanes rosados y amarillos del barrio Prado y próximamente serán intervenidas 128 acacias amarillas del sector Provenza en El Poblado, una zona comercial y turística, donde muchos comerciantes han reemplazado las zonas verdes por cemento y reducido las áreas de las jardineras y de los árboles.

Esto hace parte de un proyecto con el Jardín Botánico para el cuidado y conservación de los 697 árboles y palmas, declarados patrimonio natural y cultural de la ciudad, mediante decreto municipal.

Los individuos arbóreos son intervenidos para su conservación y normal desarrollo, ya que en algunos sectores los utilizan como depósitos de residuos, por lo que es necesario entrar a limpiar concavidades a través de equipos especializados, levantamiento de piso duro y retiro de elementos extraños. También se les aplican nutrientes, fertilizantes y fungicidas y se realizan podas fitosanitarias.

“Son más de 200 árboles patrimonio natural y cultural de la ciudad los que estamos recuperando en el barrio Prado y en el sector de Provenza en El Poblado, mejorando las condiciones en las que se encuentran para que tengan un normal desarrollo. Es muy importante que la comunidad nos ayude a cuidarlos, por eso las jornadas incluyen sensibilización a los habitantes de los sectores donde están estas especies arbóreas que nos traen muchos beneficios y que tienen un valor simbólico, ecológico y estético para la ciudad”, indicó la secretaria de Medio Ambiente, Juliana Colorado.

Estos árboles y palmas tienen un valor histórico, estético, simbólico y ecológico y son muchas las bondades que ofrecen en una ciudad con altos niveles de contaminación, principalmente desde el punto de vista de la captura de carbono y la regulación térmica, además aportan a la fauna y embellecen el paisaje de las calles y parques de los barrios, comunas y corregimientos de Medellín.

Este proceso incluye sensibilización de la comunidad, que en muchos casos no conoce su valor patrimonial y los utiliza para la adecuación de instalaciones eléctricas, bancas, letreros, luminarias, cables y todo tipo de materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *